Página dedicada al reconocimiento del ignorado ambiente agreste de la República Oriental del Uruguay.
Si respetas y queres lo "natural", aquí vas a encontrar las mejores imágenes y las instrucciones exactas para disfrutarlos.
Grutas de Salamanca - Maldonado

Las grutas de Salamanca están formadas por un imponente macizo de piedra ahuecado por los agentes naturales. Están ubicadas en el departamento de Maldonado a pocos kilómetros del pueblo de Aigua. Hay varios caminos como suele suceder para acceder a estos espectáculos agrestes, yo aquí detallare uno de ellos. Partiendo desde Montevideo debemos tomar la ruta 8 hasta la ciudad de Minas, cruzar a través de ella y seguir viajando por unos 28 kilómetros más hasta el comienzo de la ruta 13. Desde el cementerio de la ciudad de Minas, ubicado en su salida, son exactamente 27 kilómetros y 700 metros. Después de pasar por el arroyo Marmarajá tomamos a la derecha por dicha ruta 13 y continuamos hasta el pueblo de Aigua, distante unos 20 kilómetros. Esta ruta es conveniente hacerla con cuidado, y dejar el Nikki Lauda en casa tomando unos mates, subidas, bajadas, y curvas más que peligrosas requerirán toda nuestra atención. Tomamos a la izquierda ante la entrada a Aigua, y continuando por la misma ruta 13 viajando unos 14 kilómetros más hasta un camino sobre nuestra izquierda, que nos depositara en las grutas. Un cartel de color azul nos indicara que llegamos pocos metros antes de dicha entrada, y nos dirá también que son 9 kilómetros más hasta el portal de las grutas.

Desde la ruta 13 las elevaciones comienzan a divisarse unos kilómetros antes, pero solamente cuando falten algunos kilómetros por el camino de tierra lograremos divisar el macizo que oculta en su parte baja a las grutas. El camino de tierra fue acondicionado para ser transitado sin mayores inconvenientes. La entrada es gratuita, teniendo también a nuestra izquierda una pequeña zona de camping con bancos a la sombra. Posee baños de cercana inauguración, y después de comenzar su ascenso nos encontraremos con un parador en una posición ideal para sentarse y disfrutar del paisaje. Pasando este parador, comenzamos a internarnos en la mata salvaje que es dividida por un camino semi derruido, pero que no desentona con el entorno. Son unos cuantos metros los que deberemos subir hasta encontrar la primera gruta a nuestra derecha, oculta por la vegetación.

Un tramo más adelante llegaremos a la gruta mayor, que deslumbra por su tamaño, y su profundidad. Un hueco en su parte medular deja que el sol ilumine su eterna oscuridad, si son capaces de mantenerse en silencio por unos minutos, podrán oír los chillidos de la pequeña colonia de murciélagos que habita en sus paredes. Saliendo de su interior y teniéndola a nuestras espaldas, debemos tomar a la izquierda y subir hasta su parte superior. La escalada es corta pero muy original, ya que debe hacerse entre dos paredes enormes de piedras milenarias. En su parte superior el hueco que ilumina la caverna nos permite ojear su interior con mucho cuidado, la vista hacia los campos circundantes es hermosa. Siempre acompañados por el vuelo inigualable, elegante y sorprendente de los cuervos de cabeza roja, podemos tomar hacia la derecha (teniendo la vista de los campos a nuestra espalda) siguiendo una flecha que nos indica la subida hasta la cima del macizo. El camino fue debidamente abierto recientemente, logrando que no se necesiten grandes dotes de escalador para llegar a su cima, la vista es maravillosa y sin duda que vale la pena el esfuerzo. Precioso paseo que fue mejorado de muy buena manera, y para sorpresa nuestra, no vimos ningún desperdicio obra de nuestra especie en todo el trayecto. Un lugar recomendable por donde se lo mire.         

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Lo Anti Natural
“Usted quiere a sus hijos, nietos, sobrinos, primos… ¿quiere a alguien más?
Controle su resentimiento, piense… la basura que hoy tira será la que los contaminara mañana. Sin un objetivo en común, no hay país que avance”. leer más...